La postura política de la productora de cava Freixenet

El presidente de Freixenet, Josep Lluís Bonet, se ha mostrado convencido este jueves en Madrid que Cataluña no se independizará y ha señalado que sólo hay una vía para solucionar el conflicto con España: “Prudencia, palabra y pacto, las tres ‘P'”, ha dicho.

En un almuerzo informativo al Ritz presentado por el ministro de Economía, Luis de Guindos, y con la presencia de la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina; el presidente de la CEOE, Joan Rosell; la presidenta del PP madrileño, Esperanza Aguirre; y el secretario de Estado de comercio, Jaime García-Legaz, entre otras figuras destacadas del empresariado de Madrid, Bonet ha asegurado que “no sabe” qué pasará. “Rajoy ha dicho que quiere hablar, por lo tanto he entendido que era una acercamiento”, ha defendido.

Se necesita consenso político

Considera que es tarea de los políticos hablar y “consensuar dentro de los marcos constitucionales y legales del país”. Por el que hace el empresariat, ha evitado considerar si puede haber una nueva campaña contra el cava catalán y ha asegurado que “no ha apreciado ningún movimiento” por el que haya un riesgo de deslocalización de las multinacionales de Cataluña ante la posibilidad de una independencia. “La idea es que la situación se arreglará”, ha puntualizado.

Preguntado sobre los escándalos de corrupción que afectan los viejos partidos y que también han producido la dimisión del presidente de Cepime y vicepresidente de la CEOE, Jesús Terciado, Bonet ha defendido que “todos estos asuntos son malos asuntos pero que no destruyen nada de nada”. “La marca España no tiene ningún problema, depende de nosotros. Estamos en condiciones de salir al mundo y ganar”, ha añadido.

Pero ante el auge de Podemos, con quien “no comparte ideario” porque cree que al país “no le conviene”, el presidente de Freixenet defiende un frente PP y PSOE para que España vaya en la línea de “la unidad dentro de la diversidad”.

¿Patriotismo o puro negocio?

Bonet en más de una ocasión ha defendido que se siendo “más español que catalán” y por eso de Guindos ha alabado este jueves su “valentía y determinación” en “circunstancias no siempre sencillas”. “Soy de una empresa familiar catalana y, por lo tanto, española”, le ha respondido el presidente de Freixenet agradecido.

El empresario catalán ha asegurado que está “cansado” de sentir que los “pobres” jóvenes tienen que salir de España. “El que tienen que hacer los jóvenes es marchar”, ha dicho, porque considera que es parte de la globalización que vivimos. “Cuando salgan estarán preparados para tener más ventajas que los que no lo han hecho”, ha añadido.