¿El consumo de vino tiene consecuencias sobre las relaciones sexuales?

Una de las preguntas típicas en relación con el consumo de vino tiene que ver con la influencia de esta bebida sobre el sexo, ya que se suele mencionar que puede ejercer un efecto con el que se incrementa el estado de excitación de las personas como se ve en drpornogratis y que por ende las relaciones sexuales tienden a ser más placenteras.

Lo interesante del caso, es que durante el último tiempo se han realizado estudios con los que se ha confirmado que se trata de una bebida con la que se aumente la lubricación y la excitación en las mujeres al más puro estilo srporno. De todas maneras, los mecanismos a través de los cuales esto ocurre, son desconocidos.

Sexo y vino: ¿una mala combinación?

La relación entre el vivir la sexualidad se ha visto muy estrecha en la historia del humanidad. Podemos empezar desde la mitología griega en donde esta bebida es conocida por surgir de una lágrima de Dionisio, quien se convirtió de esta manera en el dios del vino y la fertilidad.

Pese a lo anterior, los efectos reales en torno al comportamiento sexual de las personas que lo consumen no han sido estudiados por la ciencia. De manera reciente, un equipo analizó el vínculo entre la ingesta de vino y la función sexual en mujeres y se llegó pronto a la conclusión que en verdad es una bebida con la que se estimula el cuerpo en este sentido.

A grandes rasgos, los resultados han demostrado que con el consumo de vino se incrementa el deseo sexual, la lubricación y la función sexual en general. De todas maneras, se hace énfasis que el mecanismo que es usado por esta bebida para brindar tal efecto es hasta el momento desconocido.

Componentes del vino que influyen en el sexo

Vale la pena anotar igualmente que la presencia de compuestos como los polifenoles y los flavonoides permite plantear a manera de hipótesis que son los responsables de este efecto en el organismo de las mujeres, pero a ciencia cierta no hay una certeza al respecto.

Ahora bien, más allá de lo que se ha mencionado hasta el momento, bien vale la pena destacar que no todo se trata de las consecuencias de la composición de esta bebida, sino que también se deben considerar factores sociales, como por ejemplo la manera en que se representa el vino en la mente de las personas.

En otras palabras, además de los efectos químicos y biológicos que se pueden encontrar en el vino, hay que recordar que desde una perspectiva social, esta es una bebida que es pensada como muy sensual y que despierta el deseo sexual, así que es de esperar desde este punto de vista que sea efectiva en cuanto a sexo se refiere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *